Facebook Twitter Google +1     Admin

CAZA AL SALTO

Esto es una pregunta para la Directiva de la Sociedad. Quería saber si este año se han soltado perdices o se van a soltar. También quería saber donde y cuando se han soltado (si se han soltado).

Si hay alguien que lo sepa y que no es de la Directiva, pues que me conteste también....

Pues nada, a ver si alguien me contesta.

01/12/2009 15:34. Autor: MIGUEL #. CAZA MENOR

Comentarios > Ir a formulario

sociedadcazadoreschillon

gravatar.comAutor: Paco

Miguel yo no se si han soltado perdices pero he leido lo siguiente que invitan a la reflexion y deberiamos cuestionarnos seriamte que hacer con la caza al salto en la Socieda de Chillon, espero que lo lea mucha gente y que por lo menos reflexionemos.


En los años de escasez, limitar la caza es la medida más recomendable para el futuro de la perdiz en un coto. Hay caza alternativa a la de la perdiz.

Diciembre puede convertirse en un mes imposible para el cazador si se alían con la perdiz, como es de esperar en el norte peninsular, las nieblas, nieve,lluvias o heladas mañaneras son inconvenientes que merman las posibilidades de caza y las facultades del cazador, embarrado en medio del páramo, mientras las perdices hacen en el primer vuelo un viaje de lejanía, sin esperanza de retorno para el cazador encallado. Pero también puede convertirse en el último desguace de una población escasa que apenas mantiene cuatro perdices en cada bando. Me refiero ahora a las posibilidades de un mes con muchos festivos, algunos siempre seguidos y con un cambio climático que a veces invita a cazar en manga corta. Es especialmente grave cazar perdices en diciembre en una temporada de escasos recursos, como ocurre con ésta. Por eso, te invito a que vedes la perdiz cuanto antes y, como argumento, te doy una serie de motivos que lo recomiendan. A la vez, te propondré otras alternativas cinegéticas, para que no se haga tan crudo el invierno sin el tacto suave de una patirroja sobre la cadera.

Es bueno vedar porque los bandos este año son muy escasos en diciembre. La sequía prolongada de agosto hasta setiembre y octubre, se ha llevado de cada pollada dos perdiganas por mes y aunque ya se han unido en bandos, donde otros años con un par de polladas se juntaban dos docenas de perdices, este año ha quedado en una. Los primeros días de caza la saca de individuos es muy grande y los bandos merman a ojos vista. Octubre y noviembre suelen ser demoledores, especialmente donde haya cazadores con trapío.

Como norma de gestión, no debe quedar en este mes ningún bando con menos de cinco pájaros. A finales de diciembre y primeros de enero, según las latitudes, las perdices eligen collera dentro del grupo como paso previo a la disgregación de bandos, aislamiento de parejas, elección del territorio, y celo. Por cada cinco pájaros en diciembre puede haber posibilidades de dos parejas en primavera. Con cuatro perdices, lo más probable es que sólo salga un noviazgo por el posible sesgo del sexo y por las bajas naturales de alguna de ellas. Es muy importante el número de pájaros del bando, pues, como bien sabéis, el cincuenta por ciento de las parejas que acaban anidando, que no son todas, no tienen, por unas cosas u otras, éxito de eclosión.

En los cotos donde la temporada no se ha presentado tan ruin y quedan en diciembre perdices para ir cazando —porque el índice de jóvenes/adultas es superior a uno y medio—, es necesario reducir el cupo, el horario, las posibilidades de desplazamiento en el coto y todos esos limitadores que nos ponemos los cazadores para que la extracción sea más ligera.

Con carácter general, la especie más vulnerable de cualquier coto y la más agredida es la perdiz roja. Para resolver la escasez en algunos cotos no se les ocurre otra cosa mejor que reforzar con perdices de granja y aquí es cuando se da la puntilla al coto. Las posibilidades de supervivencia de las perdices de granja después de unos días en un coto normal es cero, según se ha comprobado por todas las experiencias y estudios al respecto. Pero no es lo más grave que las perdices repobladas se mueran por patologías diversas asociadas a virus, bacterias y especialmente parásitos, que en el campo ya no son tratados (además de los gérmenes patógenos de otro tipo que tienen las de campo y para los que las de granja no tienen resistencia); lo peor en estos casos es que los virus y parásitos que portan las de granja matan también a las silvestres. Y hay otros inconvenientes: además de la posible contaminación genética tenemos el peligro de la predación, que lo tiene muy fácil por la tendencia social de gallinero que tienen estas perdices y que las incita a juntarse y reclamarse nada más soltarlas en el campo para deleite de predadores. Eliminadas las de granja, el festín invita a los predadores a intentar lo mismo con las silvestres y aunque les es mucho más difícil, lo cierto es que representa un nuevo riesgo. Tampoco es menor el riesgo de caza a mayores animado porque «para eso las hemos echado». El incremento de presión sobre la población reforzada repercute siempre sobre las pocas que teníamos silvestres. No es la solución reforzar el coto.

La mejor alternativa es dirigir el punto de mira a otras especies. Las migratorias de invierno: becadas, torcaces, zorzales y anátidas nos visitan a partir de noviembre y en algunos territorios de manera muy generosa. Estas especies tienen mucha enjundia cinegética y hay muchos cazadores que se enganchan con verdadera pasión a ellas. También el conejo es una buena alternativa y hay cotos donde sus poblaciones son un problema por daños. La caza en estos casos tiene la virtud adicional de ser la herramienta imprescindible para resolver un problema, algunas veces muy gordo.

Otra alternativa muy recomendable, si quieres cazar unas perdices, es ir a los cotos intensivos donde hay una oferta para todos los bolsillos sobre perdices que cada vez están mejor logradas en cuanto a esas virtudes que valoramos tanto los cazadores. En algunos cotos se han logrado perdices esquivas, que salen raudas al acoso, que vuelan lejos y aunque se entregan más pronto, cazándolas sin mucho acoso pueden dar respuesta a un costo que siempre será mucho menor que intentar repoblar el coto. En todas las provincias, con mayor o menor fortuna y calidad, existen este tipo de cotos.

Las granjas son imprescindibles para resolver un problema que tiene la perdiz: que se caza por encima de las posibilidades naturales de reproducción. Esta demanda excesiva y la desaparición total de poblaciones en algunos territorios, han hecho imprescindible la proliferación de granjas para dar respuesta a estas necesidades de la caza. Allí donde no haya perdices silvestres hay que repoblar. Pero hay que hacerlo con método, no echando perdices al campo, que es lo que hacen en algunos cotos. No es eso. Repoblar requiere unas técnicas y unas calidades de perdices, que es necesario tener en cuenta. Una mala repoblación y las sueltas indiscriminadas, no sólo son un problema para el coto donde actúan de manera irresponsable, lo son para todos los de alrededor donde, a lo mejor, los cazadores hacen las cosas con sensatez y orden.

Fecha: 02/12/2009 09:02.


gravatar.comAutor: MIGUEL

Mi pregunta solo era para informarme sobre el tema de si se habían soltado. Otra cosa, es que esté de acuerdo o no con lo que se escribe en el artículo que has puesto en tu comentario y que estoy totalmente de acuerdo.

Creo que este año, no se debería de haber cazado al salto en la Sociedad o al menos a las perdices. Todos sabemos, que ha habido un par de dias de caza al salto y hemos visto los resultados de estos días.
Todos hemos visto, que no hay ni un puto bando en condiciones y las pocas que hay las vamos a exterminar. No te digo, que vaya a ser durante la caza al salto, pero para después de la temporada de perdigón creo que van a ser muy escasas.
Está claro que a todos nos gusta cazar al salto, pero viendo como están los cotos de la Sociedad, creo que com tú dices tendríamos que pensarnos muy mucho el seguir cazando esta temporada o no.

Fecha: 02/12/2009 12:39.


gravatar.comAutor: Chico Zamorano

Querido Paco:, como bien dices has lido el artículo en alguna revista, y además lo has copiado muy bien, pero decirte que en esos cotos donde se gestiona la caza de esa manera; 1º, no son sociedades de cazadores, y menos donde hay ciento y pico socios, 2º, a ver quien le dice a esos socios aquí en Chillón que ban a estar un año o dos sin cazar al salto, o sólo liebres, por ejemplo, para que se recupere la perdiz autoctona, lo mismo que a los perdigoneros; 3º. el problema de repoblar con perdiz de granja no es que transmitan enfermedades, que no vuelen, que esten en bandos, etc, el problema es que no se pueden soltar perdices el día antes de la cacería, luego pasa lo que pasa que las matamos a peón, pero por el contrario si las sueltas una semana antes, ocurre lo contrario, vuelan, corren, etc; 4º con respecto a otra caza alternativa esta bien, pero donde cazas aquí conejos, o acuaticas, o becadas, por lo menos los zorzales los tenemos, bueno los tenemos para cazar otra cosa es que los halla, que por cierto este año parece que tampoco los habrá, o no los podremos cazar porque la molina la abren el día 5 de diciembre y nosotros empezamos a cazarlos el día 6, veremos a ver que pasa; 5º, la alternativa de cazar en cotos sociales no es tan buena como la pintan, cuesta dinero, traslados grandes, etc, además por que crees que se caza tanto en estos cotos, en efecto, porque son perdices soltadas de granja.
Bueno esto es a groso modo lo que pienso yo, hay cotos y cotos, y sociedades, todo este tipo de gestión que por otra parte está de p... madre, no funcionaría en nuestra sociedad en la vida.
Un saludo, nos vemos el Sábado y el Domingo.

Fecha: 02/12/2009 12:51.


gravatar.comAutor: Chico Zamorano

... ¡¡ Bueno !!, de momento sólo el Domingo.

Fecha: 03/12/2009 20:31.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris